ENTREVISTA CON TOMÁS MUNITA, FOTÓGRAFO CHILENO

A Continuación: una entrevista realizada a principios de junio 2012 con el fotógrafo chileno Tomás Munita.
Thibault Lefebvre : Leí que había comprado su primera cámara a los 17 años y que estudió fotografía pocos años después. Fue una revelación al comprar su primera cámara? Saber que de eso estaría hecho su trabajo?
Tomás Munita: “No, no fue una revelación inmediata, pero empece a descubrir de a poco, a travez de ella, el mundo que me rodeaba, primero mi jardín, mi barrio, la luz de la tarde.. y mas tarde los lugares que visitaba en mis viajes.  en esa incesante búsqueda la cámara siempre te lleva mas lejos que a cualquier visitante, conoces gentes, lugares que de lo contrario no se te hubiese ocurrido jamas visitar.” 
TL: Trabajó por un diario, por una agencia de prensa, por su cuenta personal y por el gobierno chileno. Hay diferentes maneras de trabajar según el mandatorio? Hay obligaciones que respetar cuando esta contratado? Si así es, cuales son?
TM: “No se si son distintas maneras de trabajar pero si debes tener en cuenta las intenciones y estilo de aquel que te encarga el trabajo. Si es un periódico sueles pensar en una o dos fotos, eso determina mucho la manera de trabajar. Si piensas en un posible slideshow del periódico, bueno, ahí tienes que tener mas imaginación y ya no se trata de sintetizar una nota en una imagen sino que puedes construir una narración fotográfica. Si es un trabajo personal es lo mas lindo de todo, es una búsqueda mucho mas intima y libre, te puedes olvidar de las cosas obvias y acercarte solo a lo que a ti en lo mas profundo te interesa.”
TL: Su trabajo puede ser peligroso, ha estado en situaciones  de riesgo? Situaciones en las cuales tuvo que arrancar o estuvo herido?
TM: “Si, muchas veces estuve en situaciones de riesgo. He sido golpeado por una turba, he arrancado de otras, me han tirado piedras, apuntado con armas, nos han disparado morteros, tanques, tirado al suelo, golpeado los pacos, etc.. pero lo mas peligroso han sido los malos caminos y los malos conductores. Nunca he sido herido, moreteado no mas.”
TL: Fotografió las secuelas de los terremotos en Cachemira y en Chile. El hecho de trabajar sobre un desastre en su propio país cambia la manera de trabajar? de aprehender las consecuencias?
TM: “No, creo que no cambia. Es lo mismo. Solo tuve que asegurarme que mi familia tuviera agua y comida antes de partir.” 
TL: Ver tanta pobreza, tantos dramas, tantas victimas debe tener afectos morales. Tiene alguna manera de separar trabajo y vida personal? Manera de dejar de lado los dolores vistos en el mundo y vivir su vida?
TM: “No, no hay como dejar de lado eso, ni tampoco hay por que hacerlo. Una vez que fuiste testigo de algo no lo quieres olvidar mas ni olvidar de lo que somos capaces de hacer los hombres y lo que esta sucediendo. Seria un desprecio querer olvidar, prefiero llevarlo todo conmigo.  Quizas la vida se podría hacer mas pesada, pero hay que buscar justo lo contrario, el bien, disfrutar de la vida, la belleza, agradecido de lo bien y sanos que estamos.”
TL: Si no me equivoco, esta ahora en México. Se puede saber en cual proyecto esta trabajando?
TM: “Ya me fui de mexico, ahora estoy en Brasil. En mexico hice un reportaje sobre una muy joven deportista que va a las olimpiadas, es primera vez que hago una historia de deportes en muchos años, y en Brasil un reportaje sobre economía en una de las regiones mas pobres y atrasadas del país, el Sertao.”
TL: Por ultimo, cual seria el consejo que daría a alguien que quiere ser fotoperiodista?
TM: “Que trabaje mucho, muchísimo en proyectos personales. Que insista en sus historias, que no se conforme fácilmente y realice lo que mas quiere realizar, por su propia cuenta.”